El amor de Dios por nosotros.